Bangkok en un día: 9 cosas imprescindibiles si estáis de paso por Bangkok

Bangkok con sus luces, ruido y tráfico. Con su caos, sus olores únicos y los puestos de comida en sus calles, hacen de la capital tailandesa, un destino en el que es imposible aburrirse. La moda creciente de viajar a Tailandia ha convertido a Bangkok en una especie de destino donde todos los turistas de todo el mundo parecen coincidir creando un lugar de ensueño donde el pasado, el presente y el futuro se entremezclan de una caótica pero especial manera.

¿Qué ver en Bangkok en un día?

Si tenéis en mente viajar a Bangkok y pasar un día en la ciudad, no podéis perderos estas 9 maravillosas formas de pasar el día. He aquí lo que recomendamos hacer y ver en la capital más visitada de Indochina. ¿Qué hacer en Bangkok en un día?

  1. Gran Palacio de Bangkok. En el corazón de la ciudad, en el distrito central de Phra Nakhon se encuentra la residencia oficial del rey de Tailandia desde 1785. Un complejo de 218.400 metros cuadrados con alrededor de 100 edificios. Aquí encontraréis muchos, muchos turistas. Es uno de los lugares más visitados de Bangkok.Atención, Es indispensable llevar ropa apropiada. Está obligado cubrirse los hombros y llevar pantalones largos o, en el caso de quien lleve faldas, que ésta cubra hasta por debajo de las rodillas. En realidad esto vale para cualquier templo de Bangkok.



  1. Buda de esmeralda. En la capilla real del Palacio Real de Bangkok yace la estatua del pequeño Buda de esmeralda que mide solo 45 centímetros. La mayor parte de los turistas se esperan encontrar una estatua enorme de cegadoras luces verdosas pero no. La historia de esta estatua relata periplos por distintos países y, en cierta manera, se ha convertido en un símbolo de Tailandia. (Siendo un lugar de culto preferimos no realizar ninguna foto por respeto a los creyentes que ahí se encontraban).
  1. Wat Pho. Junto al Gran Palacio Real se encuentra el Templo del Buda reclinado, famosísimo no solo por su belleza, sino porque este buda si que es enorme. El Buda reclinado de Bangkok mide 46 metros de largo y 15 de alto. Es el Buda reclinado más grande de toda Tailandia. Obviamente, las fotos que hicimos no recogen la grandeza de la estatua ni la belleza del lugar, por lo que, en efecto, ¡vais a tener que visitarlo!



  1. Navegar por el río Chao Phraya. Aunque en un día no se disponga de demasiado tiempo, os aconsejamos absolutamente navegar a través de las aguas de color marrón fango de la capital Tailandesa. A pesar de la suciedad que el río alberga y de lo poco apetecible que resulta un baño en sus aguas, el río Chao Phraya está considerado la arteria principal de la ciudad, navegada todos los días por balsas hechas de bambú, barcos-taxi, barcas llenas de fruta, verdura y mercancías de cualquier tipo etc. Nosotros, por pura casualidad, perdiéndonos un poco por las calles de Bangkok, encontramos un señor que nos ofreció su barca, la típica barca larga de madera, propia de Bangkok. No lo dudamos.




  1. Comer insectos. Si os atrevéis y tenéis ganas de experimentar sensaciones nuevas, siempre podéis pararos en un puesto de venta de insectos y probar gusanos, grillos, cucarachas, escorpiones o, incluso exquisitas, arañas, con sus patas y todo. A través de la Kaoh San Road encontraréis estos puestos de ¿comida?. El precio varia según el insecto, pero un saltamontes por ejemplo puede costar unos 3 baht (cerca de 0,08 euros), mientras que un saco de bichos puede costar en torno a los 20 baht.


  1. Wat Arun. El templo del amanecer. Este maravilloso templo se llama así por el espléndido efecto de colores que hace el sol cuando le da de lleno. Lo encontraréis junto al rio Chao Phraya, en el barrio de Thonburi. Por desgracia, cuando nosotros estuvimos en Bangkok, lo estaban rehabilitando y como veis en la foto, no pudimos disfrutar de su hermosura en todo su esplendor.

  1. Kaoh San Road. Si estáis en Bangkok no podéis dejar de pasear a través de esta loca calle, llena de mochileros, situada en el barrio de Banglumphoo.



  1. Hacerse un masaje thai en los pies. Tailandia es también famosa por sus masajes y Bangkok tiene en cada esquina de la ciudad la posibilidad de hacerse uno. Después de una larga caminata, ¿qué hay mejor que un relajador masaje? Hay masajes de muchos tipos y a distintos precios. También existe la posibilidad de hacerte un masaje en medio de la calle o, si la economía te lo permite, realizarlo en un centro de masajes, en un entorno mucho más íntimo y, seguramente, donde se goza de una desconexión total.

  1. Comer en “Madame Musur Bar & Restaurant”. En la transitada Rambuttri Road o Soi Ram Butri, hay un local muy bonito, óptimo para tomar una cerveza e incluso una siesta, que está hecho de bambú y con diferentes sillas, sofas y tumbonas donde poder relajarte cómodamente. A nosotros nos encantó. El restaurante está abierto desde las 08:00 h hasta las 00:00 h. Se puede desayunar, comer y cenar. Nosotros comimos uno de los mejores Pad Thai que hemos probado y una crema de coco con verduras, por supuesto, acompañados de frías cervezas tailandesas Singha Thai Beer.



 

 

Bangkok en un día: 9 cosas imprescindibiles si estáis de paso por Bangkok
5 (100%) 1 vote
Tags from the story
,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.