¿Trekking en Myanmar? Algunas recomendaciones útiles antes de decidirte

Viajar a Myanmar (Birmania) suele incluir visitas a la antigua capital de Yangon, a la majestuosa Bagan y sus cientos de templos, a la imperial Mandalay y también un tour por el Lago Inle y sus pueblecitos. Ahora bien, si quieres añadir un poco más de aventura os recomendamos hacer un trekking en Myanmar. Las rutas de senderismo por Birmania son toda una experiencia única que cada vez atrae a más visitantes. Aquí encontrarás información útil para preparar tu experiencia trekking!

¿POR QUÉ UN TREKKING EN MYANMAR?

El paisaje birmano es precioso y hay varios lugares para hacer trekking que merecen mucho la pena visitar. Visitar otro país mientras se está en contacto con la naturaleza es una sensación especial. Caminar por los paisajes de Birmania es una experiencia única que une al viajero con sensaciones nuevas en un lugar nuevo y alejado del ruido de las grandes ciudades. Hacer trekking es una forma de conocer un país como Myanmar todavía desconocido para ese turismo masivo que lo invade todo. El país sobrevive a la fiebre del turismo de masas que ha invadido otros países de Indochina y todavía conserva esa magia genuina que la hace tan especial.

¿DÓNDE HACER TREKKING?

En Myanmar hay diversas rutas de trekking y todas parecen realmente interesantes. Sin embargo, como no siempre se dispone de mucho tiempo, hay que saber elegir la opción que mejor nos convenga. Principalmente, el debate sobre los lugares para hacer trekking en Myanmar se divide entre Hsipaw y Kalaw.

  • HSIPAW

Este pueblecito se encuentra en el estado Shan, al noreste de Myanmar. Para llegar a este lugar se tiene que coger el famoso tren de Mandalay a Hsipaw que pasa por Pyin Oo Lwin. El tren o, más bien, el recorrido es famoso porque atraviesa el viaducto de Gokteik (os recomendamos buscar la imagen en Google).

A pesar de la posible curiosidad que pueda resultar hacer este trayecto, el viaje dura bastantes horas debido a la lentitud del tren, las montañas que atraviesa y las grandes distancias. Aquí uno tiene que plantearse si de verdad merece la pena entregar prácticamente un día para ir hasta Hsipaw aunque Lonely Planet lo incluya en sus imprescindibles. Nosotros decidimos que no por esta y por otra razón: el lugar sigue siendo conflictivo. En el estado Shan sigue habiendo lucha armada entre el ejército birmano y minorías étnicas en las montañas e incluso se da el caso de rutas de senderismo que encuentran soldados a su paso. Si consultáis por Internet algunos paquetes de senderismo en Hsipaw seguramente no mencionan nada de esto a la hora de ofreceros excursiones de trekking.

  • KALAW

La ruta de trekking en Kalaw es una de las más concurridas de Myanmar aunque en noviembre, cuando fuimos, no había prácticamente nadie. Este enclave montañoso es uno de los más conocidos para los senderistas que se deciden por recorrer sus prados y elevaciones. Nosotros elegimos Kalaw por cercanía al Lago Inle (adonde nos dirigíamos) y porque encontramos por Internet a Ko Kyi, nuestro guía. Para las rutas de trekking de Kalaw existen numerosas agencias de senderismo que os ofrecerán paquetes en grupo con otros turistas para visitar los lugares más emblemáticos, sobre todo pueblecitos birmanos de las montañas de alrededor de Kalaw. En estos lugares donde todavía existe esa sencillez en el día a día solo interrumpido por estos grupos de turistas con grandes mochilas a sus espaldas.

En nuestro caso buscábamos algo menos masificado, menos paquete turístico al uso por decirlo de alguna manera. Encontramos a Ko Kyi y contactamos con él por email. Fue una suerte encontrarle ya que la experiencia de hacer trekking con alguien como él que conocía el terreno a la perfección: desde plantas, cultivos, hasta insectos y animales, y un conocimiento del inglés cuasi perfecto.

Nosotros pagamos 120 dólares por 2 días de trekking y 1 noche. El precio es en dólares aunque, cómo dijimos en nuestra entrada con consejos para preparar un viaje a Myanmar, también se puede pagar en KYAT (la moneda birmana: 1 EURO = 1.750 KYATS) prácticamente todo. Este trekking incluía comida y cena que cocinó la mujer de Ko Kyi (riquísima) y que devoramos en medio del paisaje birmano, en total armonía con la naturaleza. Ko Kyi fue un acierto, no solo por su amabilidad, sus entretenidas historias de la jungla y sus canciones en italiano, sino también porque el viaje se compone de él y de vosotros solos, lo que supone una cierta inmersión en el lugar al conocer el país de la mano de una persona originaria de Myanmar y experimentada en el senderismo.

Si os decidís por esta ruta, nosotros llegamos a Kalaw desde Mandalay en coche con Ko Kyi que nos recogió en la ciudad. El viaje nos costó 140.000 KYATS nos fuimos conociendo mientras comimos snacks y frutas típicas de Myanmar. Nos quedamos en el Hotel Hillock Villa de Kalaw la noche antes de partir, recomendado por su abundante desayuno (necesario para aguantar la marcha) y porque la calidad-precio es bastante buena: poco más de 30 dólares la noche con desayuno incluido (los hay más baratos). La ciudad de Kalaw no tiene mucho que ver así que no tardaréis mucho en visitarla.

¿CUÁNTOS DÍAS SON RECOMENDABLES?

Antes de lanzarse a recorrer a pie Myanmar es recomendable plantearse el tipo de trekking que se quiere hacer y elegir una ruta acorde con las capacidades de cada uno para que la experiencia no llegue a resultar negativa para el viajero. Para los muy experimentados hay opciones de tres días, con dos noches pero todo depende del tiempo de viaje que uno tenga y de las ganas que uno tenga de estar haciendo senderismo durante tres días. En nuestra experiencia de Kalaw el primer día anduvimos 8 horas y media, con una pequeña escalada por una montaña que se hizo dura y diversos cruces de puentes de bambú sobre torrenciales ríos de dudosa estabilidad. Si uno no esta acostumbrado la experiencia puede resultar agotadora. Dos días de ruta pueden ser suficientes para disfrutar del paisaje y de un poco de ejercicio físico.

¿ES PELIGROSO HACER SENDERISMO EN MYANMAR?

La verdad es que más allá de lo que ya hemos puesto de Hsipaw y el conflicto armado, las rutas de senderismo de Myanmar son seguras. En general el país nos pareció bastante seguro. Más allá de los autobuses que te lleven hacia Kalaw o salgan de Kalaw que dan bastante miedo porque pasan por una ruta de curvas y carreteras montañosas estrechas con caídas de varios metros de altura, o el tren que pasa por el mencionado viaducto de Gokteik, la ruta trekking en sí no tiene peligros. Pasaréis por puentes de bambú inestables, por zonas cercanas a ríos torrenciales, por terrenos llenos de barro que pueden hacer que resbales, por pequeñas montañas con algún precipicios y, es posible que os pinchéis con alguna planta. Evidentemente siempre puede ser peor, que os encontréis a algún insecto o animal que preferiríais no encontraros.

ALGUNOS TIPS PARA EL TREKKING:

  • Como decíamos, las rutas de trekking pueden conllevar pasar por zonas verdes arbóreas, junglas pequeñitas, campos de cultivo o subir pequeñas montañas. Esto significa que si se tiene pánico a las serpientes, sanguijuelas, arañas e insectos, el recorrido no está libre de que te encuentres con algún compañero de viaje inesperado. No fue nuestro caso o, al menos, nuestro guía no nos dijo nada si vio algo (lo veía todo!). Nos comentó de otras experiencias con otros senderistas que se paraban a hacer fotos a serpientes que se encontraban en su camino, como un checo que se paró a hacer una foto a una King Cobra, la serpiente venenosa más grande de la tierra. Nuestro guía lo recordaba diciéndonos que si encontrábamos a alguna lo mejor es alejarse cuánto antes porque son verdaderamente peligrosas. Casi mejor contentarse con otro tipo de fauna y flora:

  • Recomendado llevar un protector de mochila para la lluvia. Si os llueve es preferible tener a mano un protector de mochilas que protegerá del agua todo lo que lleves encima. También es recomendable comprar un chubasquero tipo poncho para cubriros vosotros y la mochila y evitar sorpresas.
  • IMPORTANTE! Llevad agua con vosotros. Un par de litros de agua por persona serán de gran ayuda para aguantar las largas horas de ruta que tenéis por delante. Dejad siempre un espacio para el agua en vuestras abarrotadas mochilas. Con la humedad se suda mucho y se echa en falta agua fría. No os arrepentiréis si os lleváis un par de litros con vosotros.

  • Pasar por poblados y saludar a los lugareños puede ser una experiencia única. Muchos turistas occidentales vienen a estos poblados y se convierten automáticamente en el prototipo de blanco salvador sacándose selfies y regalando pequeños obsequios o dulces. No es raro encontrar en las redes influencers que monetizan la pobreza y usan a niños para sus stories estilo Dulceida en Sudáfrica. Los niños de estos poblados seguramente salgan de sus colegios en grupo a saludaros repitiendo Hello! y siguiéndos allá donde vayáis mientras se ríen con cualquier cosa que les digáis. Si hacéis alguna foto todavía se sorprenden de verse en la cámara y es que en algunos pueblos no están acostumbrados a ver extranjeros que todavía se ven como una atracción. En este caso, no os extrañéis si durante vuestro viaje por Myanmar os piden haceros fotos con ellos, es algo bastante común.

  • Mejor llevar pantalones largos y calcetines altos con las botas de senderismo. Estos pantalones os evitarán que al pasar por zonas de plantas altas os haga rasguños e incluso que os llenen de sarpullidos. Hay plantas que pinchan y dejan su veneno. Mejor ser prevenidos que pasarse los siguientes días con dolor y picores. Por otro lado, unos pantalones largos con calcetines altos evita que se cuelen bichos por debajo de las piernas…

Esta ha sido a grandes rasgos nuestra experiencia en la ruta de trekking de Kalaw y algunos de los consejos que podemos daros. Si tenéis alguna duda y preguntas acerca de cualquier cosa sobre este viaje, no dudéis en escribirnos!

Tags from the story
, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.