Ruta 66: el estado de Missouri y el Arco Gateway de San Luis (2)

Después de nuestra experiencia en la primera etapa de la Ruta 66 en el estado de Illinois, cogemos la carretera que va desde Springfield hasta St. Louis en nuestro siguiente estado: Misuri o Missouri. El tiempo que dedicamos a este estado es de aproximadamente 2 días. ¿Qué hacer y ver en Missouri? 

Itinerario: Springfield (Illinois) – St. Louis – Halltown – Carthage (Missouri)

  •  ¿Qué hacer en St. Louis, Missouri?

Nosotros llegamos a St. Louis de noche y mientras buscábamos el hotel de carretera justo a la entrada de la ciudad, nos dimos cuenta que había que estar un poco alerta. Pasamos por barrios que no invitaban a que te quedaras mucho tiempo. Nuestra primera imagen al llegar fue ver a un tío subido encima de una especie de supermercado apagado, como si vigilara la zona. Parecía una escena de la serie The Wire. Es en esta zona donde están habiendo bastantes protestas por los asesinatos de afroamericanos a manos de los policías blancos. El alojamiento en la Ruta 66 es casi siempre bastante precario y nuestro hotel no era muy acogedor, pero bueno, si no quieres hipotecar tu vida, esta es la alternativa.

En St. Louis vive un primo hermano de Sara por lo que la visita fue un poco turismo más visita familiar. La ciudad no tiene mucho más allá del centro de la ciudad y lo demás se reduce a casas particulares de barrios muy extensos sin nada que merezca la pena, excepto el simbólico Arco Gateway de San Luis o, también conocida como la Puerta hacia el Oeste, el icono del Monumento a la Expansión Nacional de Jefferson. Es la imagen de San Luis y mide de ancho y de alto lo mismo: 192 metros, un tamaño suficientemente grande como para que se vea desde varios puntos de la ciudad. Se puede subir por un módico precio aunque, advertimos, si tienes claustrofobia, mejor no subas: el ascensor es diminuto. Desde arriba se puede ver toda la ciudad de San Luis, donde pudimos ver las consecuencias de los días anteriores donde la temporada de lluvias y huracanes había desbordado el Río Misisipi.

Hay gente muy apasionada en conocer nuevos lugares y en muchos casos nuevos sabores. América ofrece una gran variedad de nuevos lugares y sobre todo, nuevos sabores, eso es ampliamente conocido pero al hablar más concretamente de Estados Unidos se puede encontrar una gama de productos que varían desde un pollo frito sobre un gofre bañado en sirope hasta una hamburguesa con sabor a trufa bañado en salsas. Por otra parte, tenemos las bebidas. Es mundialmente conocido que los estadounidenses son muy dados a los batidos y que todo, absolutamente todo, tiene que ser tamaño XXL, sino, no es americano. En la ciudad de St. Louis hay un bar llamado Fit’z Soda Bar & Grill que hace una bebida inusual, el llamado Soda & Ice Cream que hacen de manera totalmente artesanal y que producen dentro del mismo restaurante. La soda con helado tiene un sabor parecido al de Mr. Pepper y se puede pedir para tomar en el mismo restaurante con un ambiente y decoración muy americana o bien para llevar. El consumidor puede elegir el sabor de la soda y cuantas bolas quiere sobre ella. En resumen: está asqueroso.

Entre St. Louis y nuestro siguiente destino, Carthage, una ciudad cercana a Joplin (donde se escondieron la célebre pareja de ladrones Bonnie and Clyde), pasaremos por algunas ciudades como Rolla, St, Robert o Springfield (Missouri), si bien estas ciudades y el estado en general no ofrece mucho excepto su paisaje de carreteras con prados a los lados que iréis dejando atrás conforme nos adentremos al mid-west de los Estados Unidos. En Springfield hicimos una parada en un Walmart, simplemente para “deleitarnos” con la enorme variedad de productos grasos y de gran tamaño que envuelven al consumismo voraz de los Estados Unidos. El tamaño de las personas y los carros hasta arriba de productos envasados pueden sorprenderte, a nosotros nos pasó. ¡Incluso tienen bancos dentro para descansar de las compras!

Antes pasamos por Rolla aunque no bajamos del coche puesto que solo parece haber casas de fraternidades universitarias:

Cerca de St. Robert os encontraréis con un símbolo de la Ruta 66 como es el Devil’s Elbow, un puente de hierro de los años 20. Para llegar aquí pasáis por un tramo de la carretera histórica de la route 66, por lo que, por su simbología, merece la pena.

  • Halltown

No muy lejos pasaréis por Halltown. Entre todas las experiencias, personas, lugares, paisajes, ambientes y sensaciones que brinda la histórica Route 66 nos vemos obligados a contar una experiencia especial, la de pararte en una gasolinera abandonada de un pueblo medio abandonado; una persona, Gary Gay Parita; un lugar, Turner’s Sinclair; un paisaje, las largas carreteras y prados de Missouri; un ambiente, la calidez del porche de Gary; y una sensación, sentirte afortunado por haber realizado este viaje. Gary es el alma de la ruta, es la imagen viva de alguien que vivió del asfalto y que sigue amando lo que significa realmente hacer este viaje. Como dice Gary: “ahora que estamos teniendo esta experiencia, cuando volváis a vuestros lugares de origen y contéis este momento, una parte de vosotros volverá a la Ruta 66”.

En el camino os encontraréis a Gary en Turner’s Sinclair, una antigua gasolinera reconvertida en museo situada exactamente en Ash Grove Missouri. Located 25 miles west of Springfield, MO on Historic Route 66 (3 miles west of Halltown on Old 66). Quien conoce a Gary en esta travesía se lleva un recuerdo eterno que llevará guardado en el baúl que guarda todo viajero en su memoria y donde recopila los momentos que le han convertido en la persona que es hoy en día. Cuando hagáis una parada delante de su gasolinera sentiréis que habéis viajado unos cuantos años atrás en el tiempo y volvéis a la época de esplendor de esta mágica ruta.

 

Conforme os acerquéis probablemente Gary os salude desde lejos y os invite a tomar una coca-cola. Ni se os ocurra no aceptar la invitación. La coca-cola es una excusa perfecta para empezar a entablar conversación con él. Os sentaréis en el porche y con una voz rasgada Gary comenzará a hablar de la Ruta 66, de la gente que pasa por ahí y sobre todo, os dirá frases que no se os olvidarán jamás. Gary, tras una pobre barba blanca, un ligero temblor de manos y un chaleco acolchado, tiene ante todo experiencia en conocer personas, y de este aprendizaje saca conclusiones que pueden dejaros boquiabierto. Todo lo que dice Gary cobra mucho sentido y te dejará con una sensación de reflexión continua.Olvidaos del tiempo y del itinerario. Posiblemente estéis un par de horas hablando con él pero todos y cada uno de los minutos pasados con él merecen la pena. Más info sobre Gary en: http://garysgayparita.com/ 

  • Carthage

Ya en Carthage, visitamos un museo, pasamos por delante de un teatro Drive-In y, en particular, nos dimos una vuelta por Red Oak II, un museo al aire libre de la Ruta 66 que emula un pueblo de principios del siglo XX. En este pueblo encontraréis una iglesia, una escuela, un departamento de bomberos, la policía, casas y muchos coches de época. La entrada es libre y nosotros no vimos a nadie. Un artista local llamado Lowell Davis es el creador y la verdad es que tiene su mérito.

Tras Carthage, hacemos un paso fugaz por el estado de Kansas y nos vamos adentrando aún más en el centro del país, a Oklahoma. Si estáis haciendo la ruta aquí podréis encontrar todas nuestras experiencias de la ruta 66.

IR A LA SIGUIENTE ETAPA
RUTA 66: DE KANSAS A OKLAHOMA, TERRITORIO INDIO (3)

Ruta 66: el estado de Missouri y el Arco Gateway de San Luis (2)
5 (100%) 7 votes
Tags from the story
,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.