Meknes, la puerta de Bab Mansour y Volubilis

En nuestro viaje por Marruecos en coche viajamos desde Fez hasta Rabat haciendo una parada en Volubilis y Meknes, una de las cuatro Ciudades Imperiales de Marruecos. Entrando a Meknes la primera impresión que nos dio fue la de una ciudad muy extensa con un tráfico caótico. La ciudad en realidad no tiene mucho que ver con las otras ciudades que hemos visitado en el país y es algo que no deja de sorprendernos.

Meknes, Marruecos

Meknes o Mequinez es una ciudad mucho más tranquila y con menos afluencia turística por lo que nos encontraremos a priori un lugar sin casi turistas. Nosotros hicimos una parada en esta ciudad para ver simplemente la puerta más grande de todo Marruecos y de África del Norte: la puerta Bab Mansour o Bab Masour el-Aleuj. La imponente puerta de la ciudad de Mequinez se considera una de las obras más bellas del sultán de Marruecos Mulay Ismail, quien en 1675 trasladó la capital de Fez hasta Mequinez donde construyó esta enorme puerta con una gran muralla de 40km de perímetro. La puerta con arcos de herradura mide 16 metros de alto y está decorada con mosaicos de color verde mayormente y diversos motivos que se entrelazan.

Bab Mansour está situada justo en frente de la Plaza de el-Hedim o Plaza Mayor de Meknes, un espacio bastante amplio de encuentro donde podremos encontrar turistas. Es la plaza principal de la ciudad y recoge varios mercadillos de ropa y frutas en sus calles aledañas y, además, es un punto de encuentro de distintas entradas a la Medina de la ciudad y sus zocos. En esta plaza encontraremos restaurantes turísticos de comida, venta de artículos y también acróabatas y encantadores de serpientes.

En Meknés no vimos mucho más y, sinceramente desde nuestro punto de vista, si no se dispone de demasiado tiempo y la visita a Marruecos es de pocos días, esta parada es prescindible. Si por el contrario queréis hacer una parada y tal vez comer algo, siempre podéis acercaros a visitar la puerta Bab Mansour y llevaros esta bonita imagen a casa. Nosotros además de hacer esta parada, decidimos antes hacer una parada unos 20 km antes de llegar a Meknes y aprovechamos para visitar Volubilis, una antigua ciudad romana bien conservada y que fue declarada Patrimonio de la Humanidad según la UNESCO. Al parecer la ciudad fue construida por los cartagineses en el siglo III a.C. y la extensión de sus actuales ruinas es considerable dándonos una ligera idea de cómo pudo ser la ciudad hace cientos de años. La visita a Volubilis cuesta 20 DH por persona (más 10 DH para que te “cuiden” el coche).

Meknes, la puerta de Bab Mansour y Volubilis
5 (100%) 3 votes
Tags from the story
,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.