Londres en un fin de semana: itinerario con todo lo que no te puedes perder!

Londres es una de las ciudades más bonitas del mundo! Bueno, aquí suponemos que habría mucho debate y mucha gente diría que tampoco es para tanto y que hay muchas otras ciudades más bonitas. A lo mejor no lo es, puede ser, pero la capital inglesa tiene algo que engancha y en este post trataremos de dar explicación a esta sensación a medida que vamos describiendo el itinerario que hicimos unos días que decidimos escarparnos a tierras británicas.

Todavía y mientras no ocurra lo contrario tras el Brexit, Londres es y seguirá siendo un destino muy cercano y de fácil acceso gracias a la oferta de vuelos a Londres baratos de compañías low cost que ofrecen este destino desde muchas ciudades europeas. Es algo habitual que mucha gente decida visitar esta gran ciudad y hacer un fin de semana diferente. ¿A dónde ir un fin de semana? ¡Pues a Londres! Suponemos que mucha gente piensa lo mismo, porque la cantidad de turistas que tiene esta ciudad es desbordante. Si estáis dudando entre diferentes ciudades de Europa, os invitamos a que visitéis la entrada sobre nuestro viaje a Lisboa en 3 días, otro destino precioso que podéis visitar en un fin de semana.

En este post vamos a ir poniendo lo más destacable de nuestro viaje londinense. Subiremos muchas fotos para que os hagáis una idea y os ayude a formar vuestro propio itinerario según vuestros gustos y vuestros planes personalizados. Vamos a poner el itinerario de Londres que hemos hecho día a día saltándonos varios puntos que tal vez sean menos importantes. Londres es tan interesante y enorme que faltarían muchos sitios por poner y muchas fotos por subir (de la cantidad infinita de fotos que se han hecho en este viaje), pero creemos que este post recoge lo mejor de Londres para ver en tres días (en nuestro caso fue una escapada de jueves al mediodía a domingo al mediodía).

LONDRES EN UN FIN DE SEMANA
– ITINERARIO –

DÍA 1

Llegamos el jueves al mediodía y tras dejar todas nuestras cosas en el hotel empezamos con el itinerario que nos habíamos organizado desde casa. Por cercanía con nuestro hotel empezamos por visitar St. Paul’s Cathedral o Catedral de San Pablo que no quedaba muy lejos y empezamos la visita hacia el este de la ciudad, hacia la City londinense.

Cruzamos el Millennium Bridge, que es el puente colgante peatonal hecho de acero que ofrece una vista de la Catedral desde el otro lado muy fotogénica. Desde el otro lado de la Catedral llegamos al Tate Modern Museum, el Museo Nacional Británico de Arte Moderno. Apunte cinéfilo: este puente aparece cayendo al río Támesis en la película de Harry Potter y el misterio del príncipe.

LA CITY DE LONDRES

Paseamos cerca del río Támesis por sus calles adyacentes al río y disfrutamos de su ambiente animado, sus pubs y un poco menos de su turismo masivo, mientras disfrutamos de las vistas de la City de Londres, como se conoce al distrito financiero de la ciudad, uno de los más importantes de Europa y del mundo donde hay rascacielos tan famosos como: The Shard de 310 metros de altura es el rascacielos más alto del país y el 6º de toda Europa (es el edificio con forma de pirámide y en la parte superior hay un magnífico mirador llamado ‘The View’ que ofrece una vista 360º de la ciudad a un precio 24,50 libras/adulto); Torre Fenchurch 2020 Fenchurch Street, es otro de los edificios insignes de la City con forma cuadrada que en su parte superior tiene el Sky Garden, un restaurante con unas vistas espectaculares; 30 St Mary Axe, conocido como ‘El pepinillo’ o en inglés, The Gherkin, es el rascacielos con forma de misil diseñado por el célebre arquitecto Norman Foster, un edificio que si habéis visitado Barcelona os será familiar a otro edificio de la ciudad catalana puesto que se parecen bastante entre sí.


El camino no tiene pérdida, hay que seguir el Támesis dirección el puente de Londres que estará en el horizonte en casi todo vuestro camino hacia el este de la ciudad.

BOROUGH MARKET

Antes de lanzarnos a fotografiar el icónico Tower Bridge, pasamos por el Mercado de Borough o Borough Market, recientemente célebre tristemente por el atentado que sufrió en 2017. En este mercado callejero encontraréis comida, mucha comida y proveniente de muchos lugares. Hay comida de diferentes países, dulces, quesos, comida ecológica y mucho más. El estilo de las callecitas y el lugar escondido entre los edificios, merece la pena.

PUENTE DE LONDRES (TOWER BRIDGE)

Tras deleitarnos con tanta comida no quisimos hacer esperar el momento de cruzar el famosísimo puente de Londres, el Tower Bridge, el símbolo de Londres, uno de los puentes más fotografiados el mundo, el puente de las películas hechas en Londres, sí, este:

No confundir el Puente de Londres, Tower Bridge con el Tower of London, que está situado justo al lado pero es un Palacio Real – Fortaleza de la Reina de Inglaterra. El lugar está decorado con catapultas y hacen visitas guiadas al complejo, pero nosotros decidimos no hacerlo. El tiempo premia y la ciudad es muy grande. La Reina nos entenderá.

LEICESTER SQUARE

Tras una parada de rigor para tomar aire y descansar de la larga caminata, se nos hizo de noche y nos dirigimos al centro, a Leicester Square, donde entramos a la tienda de M&M en Londres que tiene cuatro plantas e infinitos artículos de merchandising de las famosas chocolatinas. Es una zona que tiene varios teatros a su alrededor y se llena de artistas callejeros, músicos, grupos de baile, etc. La verdad es que está zona está siempre muy animada.

CHINATOWN

Tras no caer en la trampa de comprar una bolsa de M&M a precio de oro, nos dirigimos a la zona de Chinatown de Londres, una zona donde una calle principal está decorada con lámparas chinas y todos sus restaurantes son chinos (además, de sus habitantes por supuesto). Si queréis antes de volver al hotel y descansar, alrededor de esta zona hay restaurantes o pubs ingleses donde las cenas suelen tener un precio asequible (¿asequible en Londres? JA!). Eso sí, burgers, chips, ketchup, fish&chips, + ketchup, potatoes y amigos. Con suerte encontráis un pub con música en directo y acabáis cantando a pleno pulmón Wanderwall de Oasis con gente desconocida.


DÍA 2

Mucha gente busca comer brunch en Londres, ya que hay muchas ofertas buenas en la ciudad. Hay restaurantes en Londres de brunch a montones y nosotros elegimos Bill’s Shoreditch Restaurant (1 Hoxton Square, London N1 6NU). Aunque los precios no son los más económicos, la calidad era bastante buena. No cogimos nada del otro mundo ya que en realidad era más breakfast que lunch, pero nos gustó. Volveríamos.

PICCADILLY CIRCUS

Cogimos fuerzas y nos dirigimos directamente a Piccadilly Circus donde visitamos a Eros 🙂 (el pequeño bebé con un arco y flechas que preside Piccadilly) y tras ver la calle curva de Regent Street cruzamos Green Park donde habían hamacas para disfrutar del sol (esos raros días).

BUCKINGHAM PALACE

Tras Green Park llegamos a uno de los palacios más famosos del mundo, el Palacio de BuckinghamBuckingham Palace, donde tiene la residencia oficial de la familia real británica. Muchos turistas se aglomeran en sus inmediaciones para ver el cambio de guardia, algo que por nuestra parte decidimos saltarnos.

Nuestra intención desde Buckingham Palace es llegar al Palacio de Westminster donde está ubicado el Parlamento del Reino Unido. Primero, desde el Palacio Real nos dirigimos a Trafalgar Square pasando por uno de los parques más bonitos de Londres, St. James Park, donde veréis ardillas y disfrutaréis de sus paseos entre pequeños lagos y grandes árboles mientras que el London Eye en la lejanía os indica el camino.

Conforme llegamos a la parte trasera de las caballerizas o Horse Guard Parade, donde se nos aparecerá el London Eye al fondo, iremos a mano izquierda y pasaremos por un monumento memorial a los caídos en las guerras mundiales hasta pasar por el Arco del Almirantazgo, que nos llevará hasta Trafalgar Square, un arco que data de 1912 y que el rey Eduardo VII mandó construir en memoria de su madre la reina Victoria. Os proponemos que busquéis una nariz pegada a una de las paredes del Arco. ¡A ver si la encontráis!

TRAFALGAR SQUARE

En Trafalgar Square, símbolo de la victoria marítima del Reino Unido sobre los franceses y españoles a principios del siglo IXX, encontraréis la Columna de Nelson, una estatua del Vicealmirante Nelson que falleció en la batalla de Trafalgar en las costas de Cádiz, erguido sobre una columna de 5,5 metros flanqueada por cuatro leones que reina la plaza. Hoy en día la plaza es célebre por ser el lugar de concentración de protestas y movimientos sociales.

En esta plaza también encontraréis The National Gallery o La Galería Nacional, el principal museo de la capital inglesa y el más conocido. El precio es gratuito y su horario es de 10:00 a 18:00 horas de lunes a domingo (los viernes hasta las 21:00 horas).

Dejamos al marino británico Horatio Nelson y decidimos caminar la gran Avenida de Whitehall y sus monumentos que nos llevará hasta el Palacio de Westminster, no sin antes pasar por la Horse Guards Parade donde muchos turistas se hacen fotos con los soldados británicos subidos a caballo (no fue nuestro caso) y Downing Street 10, la casa del Primer Ministro británico donde muchos turistas también se hacen muchas fotos (y tampoco fue nuestro caso).

PALACIO DE WESTMINSTER & BIG BEN

Dependiendo de donde esté vuestro hotel mucha gente hace el itinerario inverso, es decir, comienza visitando el Palacio de Westminster y acaba en Buckingham Palace. Sobre todo aquellos que tienen su hotel en la zona de Victoria Station. Nosotros lo hicimos al revés debido a que nuestro hotel estaba cerca de St. Paul’s Cathedral. Para llegar al Palacio del Parlamento británico y su icónico Big Ben, simplemente tenéis que bajar la avenida de Whitehall hasta llegar al parque del Parlamento donde diferentes estatuas nos darán la bienvenida como la Estatua de Winston Churchill o Mahatma Gandhi y también donde muchos turistas hacen la foto al Big Ben, la torre campana de reloj, icono cultural de los británicos que aparece en decenas de películas (cientos?). La torre tiene más de 150 años y mide poco más de 96 metros de altura.

Junto al parque del Parlamento está la famosa Abadía de Westminster, que para los que sean aficionados a las revistas del corazón y las historias de las Casas Reales europeas, es donde se casaron el príncipe William y Kate Middleton en 2011. La iglesia de estilo gótico es el templo más antiguo de Londres y Patrimonio de la Humanidad según la UNESCO y su entrada para visitantes tiene un coste de 20 libras por persona, nada más y nada menos. En el interior podréis disfrutar de Lady Chapel, el rincón de los poetas, el trono o silla de San Eduardo, así como de los diferentes claustros. Nosotros declinamos entrar (Un dato: los ingresos anuales de la Abadía rondan los 10 millones de libras).

LONDON EYE

Rodeados de turistas, nos encaminamos a cruzar el Puente de Westminster, un puente que en 2017 sufrió también un ataque terrorista cuando un vehículo arrolló a decenas de personas. Con esto no queremos incitar a que tengáis miedo. Londres es una ciudad muy grande pero, por lo general es bastante segura para el turista. Cuando crucemos el puente tendremos de un lado el imponente Palacio de Westminster y del otro el London Eye, esperándo nuestra llegada.

¿Tenéis pensado subir al London Eye? Es menos conocido su nombre de Millennium Wheel, aunque ahora se llama en realidad Coca-Cola London Eye que gestiona la atracción. Nosotros decidimos subir y compramos las entradas por Internet desde casa para evitar las largas colas que se forman. El billete sencillo para subir al London Eye ronda las 25 libras. La expriencia no está mal. Se ve toda la ciudad desde los 135 metros de alto que mide la noria y también se ve el cielo azu… gris. Era gris el cielo.

COVENT GARDEN

Tras esta experiencia nos dirigimos a visitar el barrio de Covent Garden, un lugar lleno de tiendecitas donde también encontraremos un mercado con puestos de artesanos donde a su vez artistas callejeros, como músicos y cómicos amenizan el ambiente. Merece la pena darse una vuelta por este lugar. Desde el London Eye está a unos 15 minutos a pie.

Ya por la tarde decidimos visitar el barrio de Soho que es uno de los barrios con más ambiente de Londres. Lo reconoceréis porque está lleno de gente y porque todos sus pubs y bares están rodeados de gente tomando pintas de cerveza. Es habitual que los trabajadores de las oficinas hagan un after-work en este lugar, así como en las inmediaciones de la City, por lo que seguramente os encontréis a gente elegantemente vestida tomando una gran cerveza en las puertas de los pubs (en el Reino Unido está prohibido fumar en sitios cerrados y públicos). Además de a por una pinta, fuimos al Soho a ver una obra de teatro en el Prince Edward Theatre: Aladdin. ¡Nos encantó la experiencia! La entrada no fue tan cara como las que piden por el Rey León u otras más famosas y la historia de Aladín es conocida por lo que, aunque sea en inglés, no es un inglés ininteligible como pueda ser una obra ambientada en la Inglaterra victoriana, es decir, se entiende y te ríes bastante con las bromas del Genio de la lámpara.


Para ver la obra de teatro de Harry Potter habían colas enormes y había que reservar con mucho tiempo de antelación. La verdad es que la saga de libros y películas han añadido un interés turístico aún mayor por esta ciudad. Hay tours y muchas atracciones relacionadas con la historia de Harry Potter. Sin duda, una máquina de hacer dinero.


DÍA 3

Esta vez nada de brunchs, nos levantamos pronto y desayunamos algo más normal cerca del hotel y aunque las ofertas hablaban de Fish & Chips al final nos decantamos por un muffin de arándanos sencillo y un café y nos dirigimos hacia Oxford Street, una calle llenísima de gente y llenísima de tiendas de todo tipo. En esta calle encontraréis una extensa oferta comercial, principalmente de tiendas de ropa. En realidad nuestro fin era ir a Portobello Road Market, y para ello teníamos que coger el metro desde Oxford Street. A nuestra vuelta nos encontramos una lluvía bastante molesta que nos hizo esperar refugiados en una tienda de ropa durante un rato.

EL METRO DE LONDRES

El precio del metro en Londres es bastante caro, informaros bien sobre la Oysten Card y si os vale la pena adquirir una. Nosotros hicimos casi todo a pie, excepto en contadas ocasiones y también utilizamos el bus (hay que subirse a un autobús de dos plantas en Londres) y, a veces, en taxi (hay que subirse a un taxi típico de Londres). Por si os interesa, el horario del metro de Londres es de 05:00 a 00:00, y el precio por un billete sencillo sin la Oysten Card es de 4,90 libras para zonas 1-3, donde se concentran el 95 % de las atracciones de la ciudad. Con la tarjeta el precio saldría a 3,30 libras.

PORTOBELLO ROAD MARKET

Volvemos a nuestro itinerario: con el metro llegamos hasta la parada de metro Notting Hill Gate Underground con el fin de visitar Portobello Road Market es uno de los mercadillos callejeros más famosas de Londres situado en el corazón del conocido barrio de Notting Hill (sí, el de la película). Mucha gente busca la puerta de la película, pero ya no existe como en la película, ya no es azul. En este abarrotado mercadillo, encontraréis antigüedades, ropa, comida y muchas cosas más. Os recomendamos recorreros el mercadillo al menos hasta la parte baja del puente que encontraréis tras un buen rato caminando entre puestos. Importante: Fuimos el sábado porque el Mercado de Portobello solo está los sábados. Su horario es de 8 a 18:30h.

Después de toda una mañana caminando se acaba exhausto y si encima empieza a llover a cántaros, nunca viene mal probar el té inglés al que añadimos leche como hacen aquí los ingleses. Probadlo aunque a lo mejor acabáis dejándolo tras el primer sorbo.

Aunque seguía lloviendo mucho, decidimos salir a la calle y aprovechar el día. Nos dirigimos hacia Hyde Park, el parque central más grande de la ciudad. En este maravilloso parque visitamos Kensington Palace, los jardines y el Albert Memorial.

A poco más de un cuarto de hora al sur del Albert Memorial, encontraréis los almacenes Harrods, en Brompton Road. Os recomendamos que entréis, simplemente para ver sus instalaciones y os deis una vuelta por sus diferentes plantas. El de la comida es bastante bonito. Los precios son un poco vergonzosos y la cantidad de millonarios de distintos países que se dejan un dineral (fruto del duro esfuerzo de otros) en comprarse ropa y artículos de lujo es apabullante. Entrar (porque llovía mucho) y salir.

Muy cerca de Harrods, a unos 10 minutos a pie está uno de los museos más bonitos de Londres, el Museo de Historia Natural, en inglés, Natural History Museum. Habíamos visto en Internet que las exposiciones eran muy parecidas al de Nueva York y teníamos muchas ganas de ir. Será la lluvía o será que tras comer en el pub ‘The Bunch of Grapes’ (recomendado y muy cerca de Harrods) nos quedamos un poco traspuestos, pero se nos olvidó por completo visitar el museo. ¡Y eso que el edificio es enorme! 🙁 Como no hay fotos de animales, ni nada natural del museo, os dejamos con esta maravillosa ardilla:

CARNABY STREET

Antes de volver al hotel, decidimos visitar la calle de Carnaby Street, que nos quedaba en la otra punta pero que nos habían recomendado de visitar. Poca gente visita esta calle y, tampoco es que sea una atracción de visita obligatoria pero la verdad es que está animada y su decoración pop no deja indiferente a nadie. Muchos de sus pubs y negocios están cargados de historia y aunque en nuestro caso no disponíamos de mucho tiempo, estamos seguros de que la calle alberga rincones interesantes por descubrir.


DÍA 4

CAMDEN TOWN MARKET 

El domingo se lo dedicamos a Camden Town Market, uno de los mercados alternativos más conocidos de la capital británica visitado por nada más y nada menos que 100.000 personas cada fin de semana. Aquí encontraremos comida de todo tipo y de todos los países; mucha ropa y mercadillo; artículos; cafeterías de cereales con inverosímiles colas; tiendas psicodélicas como la de Cyberdog, una de las tiendas más curiosas (por no decir rara) que jamás hayáis visto (os recomendamos entrar hasta abajo!); y la Estatua de Amy Winehouse llena de pulseras de festivales. La Estatua de Amy Winehouse en Camden Town se debe a que ella vivía en ese barrio y era muy conocida. El horario del mercado de Camden es de 10:30 a 18:00. Como llegamos un poco pronto decidimos pedirnos en un pub un típico English Breakfast, con su huevo frito, morcilla, salchichas, beans, patata rebozada frita, champiñones, tomate y filetes de pavo. Con esto vas con suficientes fuerzas y ya no hay necesidad de comer nada más en un par de semanas.

Camden Town, es uno de los barrios alternativos más conocidos y merece la pena darse una vuelta por sus calles para disfrutar de sus extravagantes tiendas y curiosos mercados. Las decoraciones de algunas de las casas también son bastante interesantes y representativas de este barrio londinense.

Nuestro vuelo partía al mediodía, así que como hemos dicho al principio, este es un itinerario de tres días, ya que llegamos el jueves sobre las 15h. Sabemos que no hemos publicado ninguno de los estadios de fútbol de Londres de las decenas que hay por los diferentes barrios de la gran ciudad. Mucha gente hace tours para ver los estadios londinenses como el del Chelsea, Stamford Bridge, el del Arsenal, Emirates Stadium o el Estadio de Wembley. Si no sois muy aficionados al fútbol y solo tenéis un fin de semana, posiblemente prefiráis hacer otras cosas con el poco tiempo del que se dispone para una ciudad tan interesante.

Como último apunte, si todavía estáis planeando el viaje a medio plazo, tal vez os interese comprar un libro que contiene historias y curiosidades de la ciudad de Londres llamado ‘Historias de Londres‘ de Enric González. Se lee muy rápido y es interesante visitar la ciudad a partir de lo que Enric cuenta en este libro.

Ah, ¡nos faltaba una foto! No os vayáis sin haceros la típica foto en la típica cabina de teléfono de Londres roja. Aunque muchas están en estado ruinoso y en su interior huele muy mal, la foto hay que hacerla, sí o sí 🙂

Y nada más, este ha sido nuestro itinerario para visitar Londres de jueves a domingo. Hemos visitado más mercadillos y sitios que no aparecen en este itinerario pero creemos que hemos puesto lo más significativo de la ciudad. Siempre se descubren nuevos sitios en cada visita, así que ahora os toca a vosotros hacer el itinerario a vuestra manera y añadir nuevos sitios y nuevas experiencias 🙂 Esperamos que os haya servido de ayuda!

Londres en un fin de semana: itinerario con todo lo que no te puedes perder!
4.6 (92%) 10 votes
Tags from the story
,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.