Chefchaouen, la ciudad azul de Marruecos

Chefchaouen es posiblemente una de las ciudades más bonitas de todo Marruecos y de las más características, con calles azules llenas de una magia especial y una Medina única en el mundo. Sus estrechas calles pintadas de varias tonalidades de azul con sus exóticas y famosas puertas son una parada obligatoria en nuestro viaje. Chauen es sin duda una de las experiencias que recomendamos a aquellos que estén haciendo un viaje por el norte de Marruecos.

Lugareño de Chefchaouen, Marruecos

Nosotros llegamos a la ciudad en coche desde la ciudad de Tetuán. Chefchaouen está en la montaña por lo que para llegar hasta la ciudad se hace a través de carreteras de doble sentido que no están en el mejor estado y en el que se tiene siempre que controlar la velocidad y los controles de policías. Si queréis más información de cómo funciona el alquiler de coches y cómo es conducir por Marruecos no dudéis en consultar nuestra guía de Marruecos con información útil y algunos consejos útiles a tener en cuenta antes de viajar a Marruecos.

VISITAR CHEFCHAOUEN: ¿QUÉ VER?

Al acercarse a la ciudad no se perciben en un primer momento las casas azules características de Chefchaouen, no os asustéis, conforme nos adentramos a la parte alta de la ciudad, vamos empezando a ver las casas blancas y azules características. Si vais en coche cuando lo aparquéis no os olvidéis de tener a mano los 20 dirhams marroquíes de rigor que tendréis que dar a los vigilantes del parking, como se hace en todas las ciudades de Marruecos. A la salida al día siguiente tendréis que volver a darles 20 dirhams. Al cambio son alrededor de 2 euros, por lo que merece la pena dar esos 20 DH y no entrar en discusiones innecesarias cuando uno está de vacaciones.

La ciudad en verano seguramente esté repleta de turistas, no obstante, nosotros que fuimos en el mes de marzo, no encontramos casi afluencia turística, lo que agradecimos bastante. Uno siempre quiere sentirse lo más alejado de ese sentimiento incómodo en el que te ves parte de una masa turística que inevitablemente siempre roban cierto encanto a las ciudades que visitan.

MEDINA DE CHEFCHAOUEN

Mientras estéis descargando las maletas y paseándolas entre las calles de la Medina de Chefchouen y por fin encontréis vuestro hotel, os daréis cuenta de que hay muchos puestos de artesanía y souvenirs para turistas (textiles, bolsos, chilabas, alfombras, especies etc.) y los vendedores os intentarán todo el tiempo invitar a qué compréis algo (Safi, significa basta, por si os interesa usarla :D), a veces también os ofrecerán drogas, como hachís, de manera insistente, no hay que olvidar que Chauen es la zona donde se produce y cultiva el 40 % de todo el hachís mundial.


Seguramente el vendedor más característico que conocimos fue Hamoud, un bereber que encontraréis con su chilaba y turbante y que, con un poco de suerte, os invitará a conversar a su tienda donde según dice, te enseña a colocar el turbante y tocará música tradicional, además de introducirte en la cultura bereber.

Una vez acomodados en el hotel, os recomendamos que empecéis a recorreros las bellísimas calles azules de Chefchaouen con sus casas con distintos colores de azules, sus increíbles puertas y sus fuentes decoradas con trabajados mosaicos de azulejos. Dentro de la Medina, la parte más antigua de la ciudad, tiene un claro influjo andalusí, con calles estrechas y tracciato irregolare, que si habéis visitado Andalucía en España, os recodará a sus pueblos típicos.

PLAZA EL HAUTA

Tras perderos entre mercados y callejuelas con un ambiente tan especial y único como solo ofrece esta ciudad, encontraréis también plazas como la pequeña Plaza El Hauta:

KASBHA DE CHEFCHAOUEN 

También, debéis visitar la gran plaza principal de Uta al-Hamman, que se encuentra junto a la mezquita, la fortaleza o Kashba de Chefchaouen donde tendréis una bonita vista de la Medina:

¿DÓNDE COMER EN CHEFCHAOUEN?

Si queréis comer en la misma Medina de la ciudad os recomendamos un restaurante que a nosotros nos gustó mucho y nos trataron muy bien que se llama Lala Mesouda, que al parecer acababan de volver a abrir tras unos cambios. Es el segundo restaurante de unos hosteleros que regentan también el restaurante Beldi Bab Ssour que goza del primer puesto en TripAdvisor. Os podemos decir que la comida es variada y rica en platos tradicionales marroquíes, el trato estuvo genial y la calidad-precio nos pareció muy buena.

LAS CASCADAS DE RAS EL MAA Y LA MEZQUITA ESPAÑOLA

Por la tarde, cuando el sol empiece a caer, os recomendamos que vayáis hasta las cascadas de Ras el Maa, donde puede que encontréis a mujeres lavando la ropa. Justo ahí, al lado de la cascada, encontraréis unas escaleras que os llevarán hasta la pequeña Mezquita Jemaa Buzafar o Mezquita española, situada en la parte alta de una montaña cercana, a unos 10 minutos a pie, donde podréis disfrutar de una puesta de sol y de unas vistas espléndidas de Chaouen, que según va cambiando la luz también va cambiando los tonos de azules de la maravillosa y única Medina de la ciudad.

Chefchaouen, la ciudad azul de Marruecos
5 (100%) 5 votes
Tags from the story
,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.